buenas prácticas

Algunas autoridades sanitarias como la OMS, así como numerosas autoridades públicas emiten  recomendaciones para limitar la exposición y fomentar el uso de teléfonos móviles en condiciones óptimas de seguridad.

recomendaciones de uso para reducir la exposición a las ondas de radio:

1- Utilizar un kit de manos libres para las llamadas telefónicas reduce la exposición de la cabeza a las ondas de radio. Sin embargo, cuando se usa un kit “manos libres”, se debe prestar atención al entorno (pasos peatonales, lugares potencialmente peligrosos, etc.).

2- Utilizar el terminal móvil en buenas condiciones de recepción. En efecto, éste ajusta automáticamente la potencia de transmisión en función de las señales de radio que recibe del operador de la red. La recepción es buena cuando la pantalla muestra 4-5 barras. No siempre este es el caso en algunas áreas o situaciones, en particular en los aparcamientos subterráneos, ascensores, en coches o trenes, o simplemente en un área con una cobertura insuficiente de la red, lejos de la estación base.
Además, un uso en buenas condiciones de recepción prolonga la autonomía de la batería del teléfono.

3- Utilizar las funcionalidades de SMS o Internet dado que para esto se requiere ver la pantalla del teléfono móvil y, por consiguiente, mantener este último lejos de la cabeza y del tronco, reduciendo asimismo la exposición.

4- Con o sin kit “manos libres”, mantener el teléfono móvil u cualquier otro dispositivo móvil lejos del vientre de una mujer embarazada o de la parte inferior del abdomen de los adolescentes.

5- Como medida de precaución, las autoridades sanitarias recomiendan que aquellos padres que deseen proporcionar a sus niños o adolescentes un teléfono móvil, les animen a utilizarlo de manera moderada y les informen de las recomendaciones de uso y seguridad.

medidas de seguridad para usuarios y otros:

6- No utilizar el teléfono mientras se conduce, incluso con un kit “manos libres”. El uso mientras se conduce es peligroso y un factor real de accidente grave, en particular debido a la distracción que resulta de la conversación misma o de cualquier otro uso (SMS, Internet móvil, etc.).

7- Mantener una distancia mínima de 15 cm. entre el teléfono u otro dispositivo móvil y los implantes electrónicos (marcapasos, bombas de insulina, neuroestimuladores, etc.). Utilizar el dispositivo en el lado opuesto al implante para evitar posibles interferencias. Consultar las instrucciones del aparato médico, así como con el propio médico.

8- Seguir las instrucciones de seguridad y respetar las restricciones de uso del móvil en lugares o situaciones específicas (aviones, hospitales, estaciones de servicio, talleres profesionales, etc.).

9- No escuchar música a volumen máximo con un teléfono móvil o tableta durante largos lapsos de tiempo. La escucha prolongada del lector de música a alto volumen puede dañar el oído de manera irreversible. En todo caso, se recomienda escuchar a un volumen moderado.

10- Comprar el teléfono móvil sólo a través de canales de distribución convencionales que aseguren la trazabilidad y la conformidad de los aparatos con las recomendaciones internacionales. Es importante  conocer el equipo, su utilización y las precauciones de seguridad que figuran en las instrucciones del fabricante.

para obtener más información:

  1. mobile phones and public health on the WHO website